domingo, 14 de abril de 2019

Uno siempre vuelve a los lugares donde amó la vida...







Uno siempre vuelve a los lugares donde amó la vida...


Recuerdo que en ese entonces tenía 8 años. Estaba por finalizar el 3er año de primaria. Como cada mañana había desayunado esa comida espantosa (A mí me parecía espantosa) un sándwich con cacahuatina sumergido en un poco de leche. Mi padre también me había dejado en la escuela y me había dicho que a la tarde él volvería por mí. Ese día; esa tarde, nunca llegaron. Después de un montón de llamadas telefónicas, apareció mi vecina en la sala de la dirección de mi escuela, y ella fue quien me llevó a casa. Antes de llevarme a casa, me llevó a su casa y me ofreció un plato de comida caliente y cuando nos despedimos en la puerta de la que entonces era mi casa, me dio un fuerte abrazo y también me dio un beso en la mejilla. 
El portón se abrió y después se abrió la puerta que daba al interior de la casa, la escena que vi después que la puerta se cerró me dejó consternada. Toda la casa estaba revuelta, los cajones de los muebles estaban fuera, mi madre siempre ha sido amante de las artes manuales; e hilos, estambres, agujas, telas, cintas, encajes; todo estaba en el suelo. No estaban los muebles grandes, ni aparatos electrónicos y los utensilios de la cocina todos estaban en el suelo y las cosas de vidrio, rotas. Mi mente de 8 años no podía entender lo que sucedía. Ya que mi madre siempre había sido exhaustiva con la limpieza, pensé que quizás ella se habría puesto a ordenar las cosas. Pero, ¿De esa manera? Y ¿Por qué no lo había terminado a tiempo? No entendía lo que estaba sucediendo. Pasaron las horas y llegó la noche y mis padres nada que aparecían. Mi vecina volvió a llegar y arregló un poco mi cuarto y me hizo dormir. Era muy temprano cuando escuché que las puertas se abrieron y escuché las voces de mis padres, finalmente habían llegado. Días después mi madre me explicó que habían entrado a la casa a robar y que por eso ya no teníamos nuestras cosas; pero que no me preocupara, todo estaría bien. De ese tiempo sólo recuerdo que a medianoche mi padre se levantaba super agitado, siempre estaba nervioso, él era estricto; pero por esos años se volvió super duro e intransigente. Pasaron seis meses y un día vi en la calle de mi casa un auto pequeño y personas que subían algunas cosas; mi madre me llamó y me dijo: Despídete de la casa, nos vamos a empezar una nueva vida.

Esa nueva vida empezaría a muchísimos kilómetros del lugar donde hasta entonces había vivido. Era un pueblo muy pequeño, con pocos habitantes y en ese tiempo de la capital de mi estado a ese lugar uno se tardaba en llegar como cuatro horas; era un camino de terraceria con curvas super terribles. 
Esa mañana me despedí de la casa, lloré mucho, muchísimo. 
Después de esas cuatro horas, finalmente llegamos. El pueblo era pequeño (de hecho aún lo es) muy pocas casas se podían ver, alrededor se alzaban majestuosas montañas y todo era verde, verde. El Sr., que manejaba el auto me dijo: Te vas a divertir mucho aquí, hay un río enorme y hay unas pozas de agua azul donde podrás nadar todo lo que quieras, vas a hacer muchos amigos, las personas de aquí son muy amables. 
Nuestra nueva casita era pequeña comparada con la otra. Fue en ese tiempo que empecé a amar los espacios pequeños y el tener pocas cosas, sólo las indispensables. 
Y así empezó nuestra nueva vida en ese lugar. Para animarme mi madre me dijo: ¡No irás a una escuela normal, aquí hay un colegio, irás a un colegio! ¡¿Puedes creerlo?! Ahora me da mucha risa, ella lo hacía para animarme, lo cierto era que en ese lugar sólo habían dos escuelas: El Colegio donde estudié y otra escuela que quedaba a las afueras de esa localidad. Todo mi tiempo en ese colegio fue tan divertido, mis profesores eran super buenos en su trabajo y buenos con nosotros. Tenía muchos amigos y todos estaban emocionados y deseosos de aprender de esa niña que había venido de la ciudad para estar en ese pequeño lugar. La verdad es que yo aprendí muchísimo más de ellos (de ellos como personas), que lo que me habían enseñado en la escuela de la ciudad donde antes vivía. Lo que el Sr., me había dicho del río era verdad: ¡Las aguas eran azules! y muy refrescantes. Cada tarde solía ir al río con mis amigos y en temporada de vacaciones, no había quien me sacara de allí. 
Dicen que pueblo chico, infierno grande. Aquí era parecido; pero no un infierno, era un cielo para mí, porque todo era en positivo. 
A los pocos días casi toda la gente del lugar se enteró del verdadero motivo de nuestra llegada (esas cosas de las que me enteré muchos años más tarde). Aún ahora me parece increíble que nadie del lugar me haya dicho antes que mi madre, cómo fue que pasaron las cosas en la otra casa de la ciudad.

Mi madre siguió trabajando sin tregua y mi padre dejó el trabajo de oficina y se empezó a dedicar a las actividades del campo. Recuerdo que pasaba horas sin fin en el rancho. 
Ellos trabajaban hasta el límite de sus fuerzas, casi nunca los veía.
Aunque ellos no eran religiosos (y ahora tampoco lo son), me enviaban cada Sábado a una Iglesia Adventista. Recuerdo que la gente era super amable, atenta, carismática, servicial, amorosa. Realmente me recibieron con mucho amor y yo sentía que tenía una gran familia y por eso aunque mis padres estaban siempre fuera de casa, nunca me sentí sola. 
De los tres, yo fui la que me adapte más rápido. Incluso ahora, yo soy la que digo que quisiera volver a vivir en ese lugar. 
En México, nunca conocí gente más amable, desinteresada y leal que con la que interactúe en esos tiempos. Mucho de ese amor que me faltaba, ellos me lo dieron sin esperar nada a cambio.
Imagino que ahora muchas cosas han cambiado, las nuevas generaciones cambian, todo cambia. Eso sí, cada que regreso me hacen sentir como en casa, me hacen sentir y saber que a la distancia tengo una gran familia que siempre me espera con los brazos abiertos. 
Mis memorias vinieron en un día como hoy. No quería recordar, pero siempre que vengo aquí, los recuerdos vienen sin más...


miércoles, 27 de febrero de 2019

Roma, la película...





La película Roma está ambientada a principios de la década de los 70. Por ese entonces Luis Echeverría Álvarez era el presidente de este país. ¿Por qué menciono éste hecho? Los movimientos sociales de México siempre han estado marcados por la intervención de forma corrupta y agresiva de muchos de sus gobernantes. La película retoma éstos hechos de una forma un tanto escueta pero que me parece bastante interesante sobre todo por la situación que nuestro país atraviesa actualmente y para ser más precisa: La situaciones que se vivieron durante el sexenio pasado de desapariciones forzadas masivas. 


Roma, es una colonia de la ciudad de México que fue construida a principios del siglo XX. Y está ubicada en una zona muy cerca del centro de la ciudad. Durante la década del siglo XX esta colonia fue el asentamiento de la clase alta de la ciudad y se edificaron magnificas mansiones, algunas tipo palacios. Ahora muchas de esas mansiones ya no existen porque no cumplían con las normas de “modernidad” de sus nuevos moradores. Me parece también un hecho super relevante que el director haya elegido esta colonia para recrear la historia y mostrarnos ese lado humano que nos hace creer(o al menos yo quiero creer) que existen personas acomodadas que velan por la estabilidad de sus empleados, porque al fin de cuentas; todos, son parte de una familia. 


Muchos mexicanos comentaron que la película se les hizo eternamente aburrida y muchos la dejaron de ver a la mitad porque simplemente no les gustó. Difiero bastante de ellos, para nada es aburrida… Es una historia sumamente dramática y para lograr entenderla pienso que tienes que colocarte en el lugar de cada personaje y entender el momento que están viviendo para poder disfrutarla. . Cada minuto de la película me hacía emocionarme y esa emoción no se perdió durante el tiempo que duró. 
Entiendo que algo no guste, sería ilógico pensar que les guste a todos; porque cada uno es diferente con gustos propios; eso lo entiendo. Lo que está mal es que muchos comentarios de critica destructiva se basaron en el color de piel, tono de piel, rasgos y origen de la protagonista. Me parece algo denigrante y con tintes de racismo; por no decirlo tal cual: RACISMO y obviamente no me parece en absoluto que esté bien. Otros más también dijeron que ella no es una actriz. Pienso que una actriz no nace, se hace. Una actriz es aquella persona que te hace sentir y logra meterte de tal forma en la historia y en su personaje que puedes llegar a entender sus sentimientos y comprender el motivo de sus acciones. 


El personaje de Cleo confiado a Yalitza Aparicio me pareció impresionante de principio a fin. Quizás porque yo también tuve una nana me puse a pensar que la mayoría de las veces, pensamos que esas personas están a nuestro servicio y nos olvidamos que también son seres humanos con sentimientos y situaciones propias. Aplaudo profundamente el hecho que el director haya escrito el guion de la forma en que lo hizo, especialmente la escena donde Cleo le cuenta a Sofía que está de encargo (está embarazada). Esa escena fue una de las que más me gustó. No voy a hablar tanto de los comentarios negativos que se hicieron en contra de Yalitza Aparicio, me parecen denigrantes y mencionarlos es darle importancia a algo que no lo tiene. Sólo escribiré estos dos puntos; una para las personas “acomodadas” aquí entran las personas del medio artístico y otra para las personas comunes como yo. A las personas “acomodadas”: Existen dos clases de personas “acomodadas”. Las hay aquellas que gracias al bienestar que les da el tener dinero pueden sacar lo mejor de su persona y de su carácter, y están aquellas que hacen todo lo contrario. Recordemos y nunca olvidemos que el dinero pasa y se acaba, no es el dinero lo que nos hace mejores o peores personas, es la naturaleza de nuestra personalidad lo que cambia la calidad de nuestra vida. A las personas comunes como yo: Hay un tipo de belleza que no se compra con dinero, ni se obtiene criticando y hablando mal de los demás. Esa belleza nace del alma, de nuestros principios, de nuestros valores. Cuando hablamos mal del otro, realmente estamos hablando mal de nosotros mismos. Aprendamos a celebrar los triunfos de otros… Aprendamos a vivir en armonía. 

A Marina de Tavira se le confió el personaje de Sofía y quiero mencionarlo porque es una de las cosas más dignas que he visto en la carrera artística de una actriz. Su personaje me recuerda a ese primer tipo de personas acomodadas; esas que pueden sacar lo mejor de su persona y de su carácter. Su actuación me parece tan magistral, tan bien llevada, pienso que en ningún punto se olvida de quién es verdaderamente ella y creo que esa fue su mayor fuerza durante toda la película para sacar adelante a su familia y obviamente a su personaje. 


Roma, la película... Es una historia real. Me pregunto: ¿Es la realidad lo que molesta tanto? Quizás sea eso...Roma es la película que nos muestra de forma clara el lado más humano y también el más despiadado de cada uno de los seres que habitamos este planeta. 




martes, 15 de enero de 2019

Reloj Monumental en Pachuca de Soto.

Siguiendo con mi sueño de conocer un lugar de cada estado de mi país. Esta vez le tocó a Pachuca de Soto. Este lugar está aproximadamente a dos horas de la capital del país. El camino es bastante desértico(buenooooo, digo eso porque los caminos de Chiapas regularmente no son así) y lo único que se ve durante todo el recorrido son magueyes. 

De las cosas que más me llamaron la atención cuando llegamos fue el viento, que se podía sentir bastante fuerte. El viento siempre me recuerda a mi tierra natal porque allí, sí que son fuertes. 



El centro de Pachuca me pareció realmente hermoso, la arquitectura de sus edificios es realmente bonita y colonial. Aunque sus calles son estrechas tienen ese encanto que te hace querer conocer la ciudad caminando. 





En el Zócalo o centro de Pachuca se encuentra está gran obra de arte: El Reloj Monumental.



¡Wooooow! ¡Es maravilloso! Por así decirlo este edificio tiene tres pisos. En la base encontramos una tienda con muchos productos artesanales de la región y una oficina de turismo; los siguientes tres pisos sólo los podrás conocer si te atreves a subir en vertical por unas maravillosas escaleras... 
¿En vertical? Sí, en vertical. Realmente cuando escuché decir a la chica: Subiremos en espacios muy estrechos con una escalera en vertical... Me imaginé todo, menos lo que viví. Cuando la chica abrió la puerta y vi la escalera; que más que escalera, son unos barrotes de metal en forma de grapas incrustadas a la pared, me quede en shock e inmediatamente dije: ¡No voy a subir! ¡No lo haré! 
Debo reconocer que la chica guía hizo una excelente labor de convencimiento conmigo, porque me atreví a subir. Ahora digo: ¡Que bueno que lo hice, me hubiese perdido de tanto!
Más bien, me hubiese perdido una de las cosas mas impresionantes de Pachuca. 

Y sí, literal es subir en vertical... Me gustó mucho está lámpara, la encontrarán al subir las escaleras hacia el primer piso. 



Aquí es donde empezamos está aventura, para llegar a este lugar subiremos primero por la escalera en vertical, esa de los barrotes en forma de grapa. La forma en que este reloj fue construido es muy impresionante. Estar allí es algo mágico, como viajar a otra dimensión u a otra época. ¿Han escuchado hablar del Big Ben? ¿Ese famoso reloj de Londres? Pues la compañía que hizo el Big Ben, hizo también éste. 














Dejamos este espacio para subir al siguiente piso y entramos a unas escaleras de metal en zigzag. En está escalera no sentí tanto miedo a pesar de que con la vibración de nuestros pies se movía mucho. 




Este Reloj por así decirlo tiene cuatro caras y al entrar a esta zona debemos tener mucho cuidado para no chocar con alguna de ellas, si llegáramos a chocar con alguna de ellas le daremos mucho trabajo a las personas que laboran en ese lugar porque tendrían que programar de nuevo el reloj y así éste pueda dar la hora correcta. 






Esta es la zona en la que sí me dio muchísimo miedo, mucho más de cuando subí las escaleras en vertical. Para llegar hasta acá tenemos que pasar por una escalera inclinada de madera. Debo decir que cuando llegué hasta aquí tuve que controlar mucho mi organismo porque me estaban dando unas nauseas espantosas y el corazón me latía a mil por hora(sé que es una exageración lo del mil por hora, pero en serio latía muy fuerte).




Llegar hasta aquí fue todo un logro para mí, una experiencia muy buena... Ahora digo:¡Qué bueno que me atreví a subir! 
Estas campanas suenan a cada cuarto de hora y cada campana tiene una nota musical. El área de este lugar está hecha de cobre. Y la vista desde allá de toda la ciudad es única y maravillosa. 






Son las fotos que tomé ese día y las que más me gustaron de la ciudad. Un detalle curioso de esta ciudad es que fue construida desde arriba(o sea las montañas) hacia abajo(las calles). 
Cuando vengan a Pachuca les super recomiendo que visiten el Reloj Monumental y puedan subir para vivir esta experiencia. 











Subir es todo un reto y bajar, lo es aún más. Estábamos bajando y llegamos a la penúltima escalera; esa, la vertical. La chica guía preguntó: ¿Quién tiene más miedo? Inmediatamente dije: ¡Yo! 
Entonces ella me dijo, ¡No tengas miedo! Voy a bajar yo primero y después vienes tú, cualquier cosa, estoy atrás de ti y no pasará nada. Y así fue. Mientras bajaba, ella colocaba mi talón en uno de los barrotes para así darme seguridad al colocar el talón de mi otro pie y así uno a uno llegamos otra vez a donde iniciamos. 


La Botica del té.

Con está entrada doy inicio al Tour por las cafeterías/teterías que visité este inicio de año en el Distrito Federal. 
Empezamos el Tour con la Botica del té. 




De todos los lugares que visité, éste sin duda es mi favorito. Es un lugar que se encuentra muy cerca del barrio chino y en el primer piso del Mercado Independencia. Es un lugar pequeño pero bastante acogedor y ¡ni que decir de la variedad de tés!





Este lugar maneja tres líneas de infusiones:
  • Cuerpo: Herbolaria Mexicana. Es uno de los patrimonios más importantes de la cultura de los pueblos ancestrales ya que tenemos una riqueza taxonómica de plantas medicinales y ocupamos el segundo lugar a nivel mundial, después de China con cuatro mil quinientas especies. 
  • Mente: Tisanas Frutales. Las tisanas frutales son las infusiones que se obtienen de las frutas deshidratadas, a veces se suele mezclar con hierbas y es por eso que existen las tisanas herbales y frutales. 
  • Espíritu: Té. El té es la infusión que resulta de las variantes de la planta del té: Camelia Sinensis.  



Ese día estaba un poco mal de la garganta y me pedí una infusión que se llama:  Defensa Gripal. Lleva; Gordolobo, naranjo, bugambilia, eucalipto, alga marina, mil en rama, cirian, guayacol, pericón y menta. 
Su aroma me encantó, además que me ayudó muchísimo con las molestias que tenía. 
También pedí un panquecito de matcha, que recomiendo mucho que lo prueben. Otra de las cosas que me gustaron mucho y que amé demasiado fue la vajilla; está inspirada en el cuento de Alicia en el país de las Maravillas. ¡Hermosa vajilla!



La dirección exacta de este lugar es: Av. Independencia. 40. Colonia Centro. Ciudad de México. Este lugar acepta tarjetas de crédito y débito, tiene terraza, acepta mascotas y tiene Wi-Fi gratis. 

martes, 25 de diciembre de 2018

Libros que leí en el 2018.






1.- Alimenta tu cerebro.
Un libro que me ayudó a confirmar esas cosas que ya sabía y que muy poco puse en practica en mi vida. Esa frase tan trillada de "Somos lo que comemos y no desechamos" es tan real; de allí la importancia de cuidar nuestra flora intestinal y darle la importancia que realmente merece. Si estás interesado en cuidar tu salud o cambiar tus hábitos alimenticios  definitivamente es un libro  que tienes que leer, si no lo has leído.


2.- Cuando nada te basta
Este libro lo comencé a leer por una recomendación de una chica que escribe en un blog. Un titulo a mi parecer: Tentador y controversial. Cuando nada te basta es la respuesta a esas interrogantes que muchas veces nos hacemos en la vida y de las cuales no encontramos la solución. Al final nos debe bastar que hallamos vivido la vida al máximo y disfrutado de cada instante; la vida no tiene castigos ni recompensas, todo son consecuencias de nuestras acciones y nuestras decisiones. Así que lo mejor es vivir la vida de acuerdo a esa premisa. 


3.- Kokoro, una mexicana en Japón
Para los que siguen el blog sabrán que en Septiembre de este año fui de nuevo a mi querido Japón; no saben cuánto me hubiese gustado encontrar este libro antes y haberlo leído. Si son mexicanos y aman tanto Japón y a los japoneses y su cultura, recomiendo ampliamente que lo lean. Cada concepto explicado es bellisimo, realmente una joya para este siglo. 


4.- El Dios que no me enseñaron
Siempre escuché que Dios es malo y que castiga a los que se portan mal. Entonces un día dije: Si Dios existe, tiene que mostrarme que existe y que está conmigo en la vida real, aquí en la tierra. Por experiencia propia sé que Dios existe, que es real y que realmente está interesado en mis asuntos. Este libro me gustó mucho ya que nos muestra esa "otra cara de Dios"; más bien pienso que esa es la única cara que realmente deberíamos conocer, pero buenooooo... ¡Tienen que leerlo!





5.- El crisantemo y la espada
Este libro también lo leí después del viaje a Japón. A mi regreso tenía muchas dudas de las cosas y situaciones que había visto y me ayudó mucho para aclarar y mostrarme esas cosas y detalles que no sabía. Es un libro precioso. El dibujo en la portada es simplemente genial. Libro recomendado para quienes estén interesados en saber más de la cultura japonesa y de la forma de pensar y actuar de los japoneses. 


6.- #Ellos Hablan
Lydia Cacho es de mis periodistas y escritoras favoritas de México. Me encanta lo que hace y cómo lo hace. Cada libro de ella y cada discurso en que la he visto hablar ha llegado a tocar las fibras más profundas de mi ser. 
Este libro es como un parteaguas en toda la historia del ser humano como persona unitaria y sobre todo socialmente hablando. Es a la vez un grito y a la vez una explicación de por qué muchos varones son como son; pienso que más que juzgar la actitud machista de un varón, es necesario ver un poco más allá e ir a las causas reales. Es un llamado también para hacer un cambio en la manera en cómo somos educados; no sólo los varones, sino también nosotras. Vale la pena leerlo y hacer cambios desde nuestras trincheras. 


7.- Las cárceles que elegimos
No había leído nunca a esta autora, este libro me ha fascinado. Todo lo que puedo decir de la lectura se resume en esto: No puedes tener el coraje para enfrentar el presente(y mucho menos pensar en el futuro), si no hemos entendido lo que hicimos mal en el pasado. 
Muchas veces lo más importante de la vida es desaprender para volver a aprender. Sobre todo: Aprendamos a vivir.




8.- Fractura
¡Woooow! Realmente creo que aprendí en este libro mucho más, de lo que vi en documentales y revistas acerca del desastre de la radiación en Fukushima. Ahora entiendo porque muchas personas decían que era "un error imperdonable". ¡Es increíble todo en verdad! La narración de los hechos es simplemente preciosa y hasta cierto punto conmovedora y a la vez grotesca. Mientras leía me daba la impresión de que todo era una ironía. Pero que más da: ¡La vida es una ironía! 


9.- Persona Normal
¡Yeiiiii! Siiiiii, por fin pude terminar de leer este libro. Lo había empezado el año pasado pero no logré concluirlo, así que este año fue de los primeros libros que leí. Benito Taibo es otro de mis escritores favoritos. Este libro es justo eso: Un viaje. Un viaje de la vida, para ser todo, menos una persona normal. 


10.- Después del terremoto
Haruki Murakami nos lleva de la mano con  historias maravillosas para conocer el desastre del terremoto en Kobe. Son las crisis que nos muestran lo que somos, cual es nuestro carácter y de qué estamos hechos. 



11.- El hombre en busca de sentido
Este libro fue la recomendación de un amigo, me dijo: Es un libro que definitivamente tienes que leer, todos algún día lo tienen que leer. Y me fui por eso. Tal como el autor lo dice: No nos contara los horrores del Holocausto. Y es cierto, no nos cuenta eso. Es como un viaje introspectivo para entendernos como seres humanos; es un viaje en el que debemos aprender(o por lo menos deberíamos de intentar aprender) que si estamos en esta tierra es porque tenemos un propósito que cumplir y por lo tanto debemos de vivir la vida con gozo y alegría pese todas las circunstancias que nos rodeen y que nos toquen. 




*Pensé en hacer este post justo en Noviembre, de allí que las fotos editadas de las portadas lleven esa fecha.


lunes, 19 de noviembre de 2018

Aceite esencial de Patchouli.



Hoy les voy a contar acerca de esta maravilla: Aceite esencial de Patchouli.



Decidí comprarlo porque en uno de los post del Instagram de la herbolaria Pacalli decía que era un aceite  que ayudaba a disminuir pequeñas cicatrices en la piel, sobre todo en el rostro. 
Ya que vivo lejos del DF, le pedí a una amiga que venía de visita a mi ciudad que me lo trajera; y fue así como llegó hasta mis manos. 
Lo curioso fue que un día antes que viniera y nos viéramos me mandó un mensaje que decía: Busqué en Internet y dice que es un afrodisíaco... Amm, ahora lo entiendo todo... (Risas mil después de la conversación). 
No conocía mucho acerca de este aceite esencial, era de las primeras veces que escuchaba acerca de él, ahora que lo he probado unas semanas y veo sus maravillas me puse a investigar sobre sus beneficios y ahora les voy a contar un poco acerca de todo lo que encontré; sobre todo, porque no es sólo un afrodisíaco... 😅😅😅😅

Este aceite es originario del Sureste de Asia. Ahora se cultiva en China, Malasia, India, Filipinas e Indonesia. Una de las características que llaman la atención de este aceite esencial es que mejora con la edad; es decir, no pierde sus propiedades con el paso del tiempo a diferencia de los demás que sí lo hacen. 
En épocas muy antiguas llegó a ser muy valioso ya que los comerciantes lo intercambiaban con libras de oro. 
Actualmente se usa mucho en la medicina asiática tradicional, especialmente en los países de China, Malasia y Japón. Sus principales usos/beneficios son los siguientes: 


  • Se usa mucho para tratar los problemas de la piel como la dermatitis, el eczema y el acné; ya que tiene un efecto antiséptico, ayuda mucho en la destrucción de los gérmenes y estimula la  regeneración de los tejidos. 
  • Facilita la cicatrización de las heridas. 
  • Por su acción sedante, también es muy usado para tratar problemas del sistema nervioso. Resulta bastante útil en los trastornos de ansiedad, la depresión y la psicosis. 
  • Tiene una acción tónica sobre los intestinos, el estomago y el hígado, que ayuda a estimularlos y fortificarlos; es decir, restablece su funcionamiento y así se puede recuperar la energía del organismo en general (Si se toma por vía oral, recomiendo que busquen a un profesional en esta rama para saber exactamente la dosis).
  • Es un estimulante de las hormonas sexuales que ayudan a aumentar el deseo sexual. 
  • Ayuda a reforzar el sistema inmunológico. 

Originalmente lo compré para tratar algunas marcas pequeñas que tengo de acné y ya que estamos en la temporada invernal los estoy usando también en un difusor para evitar la congestión nasal. 
Aun es demasiado pronto para decir cuales son los resultados en mi rostro, pero por ahora puedo decir que la sensación que deja en mi piel es muy agradable; además que su aroma ¡Me encanta! No he tenido congestiones y de paso me está ayudando un montón para descansar mejor y evitar la ansiedad.