sábado, 4 de noviembre de 2017

Te voy a extrañar CDMX...

Edificios por la zona donde trabaja mi amiga. 

Lo malo de viajar es que voy dejando pedazos de mi corazón en cada lugar que visito. Ahhh!! Este viaje me ha dejado tanto aprendizaje. esperaba encontrar una CDMX casi hecha pedazos, pero que va; como decimos aquí: Ni quien se raje... México, eres grande... por eso te amo y siempre diré que cómo tú no hay dos... Eres la perfecta metáfora de qué, las cosas malas se toman con la más grande alegría, así como disfrutamos el chile, aunque nos pique demasiado. 
Esta vez tuve la oportunidad de conocer a una chilanga, 100% chilanga y ¡Wooow! Lo que más amo de mi país es su gente: Sincera, sin tapujos, sin rodeos, al clavo, siendo tan sólo ellos... Me gusta la gente así, y me gusta la gente que llega para quedarse. 
En esta ocasión también supere mis dos más grandes miedos: Las alturas y los lugares cerrados... Sé que un día el miedo volverá otra vez, porque la mente es loca y nos juega pasadas... Pero en esa siguiente vez, recordaré este día y le diré: Tranquila, lo haz hecho tiempo atrás, una vez más y no pasa nada. 
Hasta pronto Ciudad de México, te voy a extrañar tanto, pero me dio tanta alegría encontrarte firme y fuerte... Te amo, México... Estoy orgullosa de haber nacido en esta hermosa tierra. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario