martes, 16 de enero de 2018

Caléndula.



Razón tenía Paracelso cuando dijo: Los prados y las colinas son las mejores farmacias. 
Llevo tres meses buscando está planta y hoy por fin la encontré... Yeeeiiii!
Específicamente yo la usé para regular mi ciclo menstrual y para los cólicos. Debo decir que es una verdadera maravilla. (Usaba un té comercial de los que venden en cualquier tienda naturista, ahora que encontré las flores de la planta sé que el resultado será aún mejor, por los pequeños cólicos que muy de vez en cuando me dan ahora). 


Caléndula.
Sinonimia Hispánica: Caléndula oficinal, maravilla, flor de la virreina, reinita, chinitas, mercadela, espantanovios. 
Hábitat: Originaria de Egipto, aunque se cultiva en jardines de Europa y toda América. También se puede encontrar asilvestrada.
Descripción: Planta herbácea de la familia de las Compuestas, anual, que mide de 30 a 50 cm de alta . Sus hojas son alargadas, dentadas y carnosos, y sus flores, llamativas, de color amarillo o anaranjado. 
Partes utilizables: las flores.
Las flores de la caléndula contienen carotenoides (provitamina A), un principio amargo (calendina), flavonoides, saponinas, resinas, aceites esenciales de ácido salicílico. Todas estas sustancias se combinan para hacer de esta flor un remedio precioso. 
Sus propiedades más destacadas son
»Emenagoga y reguladora menstrual. Muy útil en casos de menstruación escasa. Normaliza la frecuencia de las reglas y su cantidad. También ayuda muchísimo a reducir el dolor que se produce con la menstruación(los llamados cólicos menstruales). Para obtener mejores resultados se debe tomar una semana antes de la fecha esperada para la menstruación, hasta que esta haya terminada. 
»Colerética. Aumenta la producción de bilis en el hígado. 
»Antiulcerosa. Ayuda mucho en la cicatrización de úlceras de estómago y duodeno. Si se combina con la ortiga o verónica su efecto es más intenso. Dado su efecto antiinflamatorio y cicatrizante es muy efectiva en casos de gastritis, gastroenteritis y vómitos. 
»Antiinflamatoria, antiséptica y cicatrizante. Esta planta destaca por su propiedad vulneraria(que se usa para hacer cataplasmas); es decir, que es excelente para curar heridas y contusiones. Acelera notablemente la curación de heridas, inclusive aquellas que ya están infectadas, así como las úlceras de la piel, quemaduras, furúnculos y eccemas. Es maravillosa también para las articulaciones ya que tiene acción antirreumática. 
»Callicida. En aplicaciones locales hace desaparecer los callos y verrugas. 
»Emoliente. El aceite de caléndula es muy útil para suavizar e hidratar la piel. Es específicamente indicado para pieles secas, delicadas o sensibles. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario