lunes, 1 de octubre de 2018

Nattō (納豆)...



Amado por muchos y también odiado por otros más. Hoy les comparto éste relato que es una anécdota de María Higa, mi amiga de Gunma, Maebashi con respecto a éste alimento. 
Nattō...

Desde que llegamos a Japón, hemos tenido muchas anécdotas, hoy les quiero contar una referente al  nattō ( comida hecha a base de frijol fermentado) que me ocurrió casi al recién llegar a este país.
Era mi primer trabajo aquí, en aquellos años, vivía en la prefectura de Yamagata en la ciudad de Shinjo; en ese entonces no tenía ni idea de lo alejada que estaba de la capital Tokio, ni de lo frío que era en invierno esta prefectura situada al norte de Japón.
Trabajábamos en la línea de producción, casi todos *nikkeis ( *descendientes de japoneses) peruanos, brasileños y argentinos y confeccionábamos el "air bag" de una línea de los automóviles de marca Nissan.
Bueno, teníamos almuerzo al mediodía y comía comúnmente el *obento ( *comida que ya está preparada, ya sea en casa o en una tienda y viene en una especie de cajita) que pedíamos a un negocio local.
Resulta que un día, dentro del acostumbrado refrigerio, vino una cajita chiquita, que tenía unos frijoles dentro, era el nattō, que yo no conocía todavía, tenía un olor fuerte, peculiar, penetrante, que no identificaba claramente, estábamos en verano por lo que deduje erróneamente que estaba descompuesta la comida. 
Consultando con un nikkei ya bastante mayor, que sí sabía del nattō, me dijo que así era esta comida, que su olor era muy fuerte pero era muy nutritivo. 
Así fue como conocí al nattō, nuestra primera vez no fue precisamente un flechazo, sino que lo fui aprendiendo a querer poco a poco a través de los años.
En casa, a mi hija Emi en especial, le fascina comerlo, así que es infaltable, en nuestra refrigeradora.


¿Y que es el nattō
Son frijoles de soya fermentados cuya peculiaridad son su textura pegajosa y su penetrante olor, razón por la cual a la mayoría de los extranjeros no les agrada este alimento.
Sin embargo, es uno de los alimentos que más consumen a diario los japoneses ya que tienen muchos nutrientes y además es muy económico. 
Probarlo por primera vez tal vez sea un reto, pero el sabor es bueno, se come con arroz caliente, se le puede agregar cebollita china picada (cebolla de verdeo, cebolleta) kimuchi, nabo rayado, etc.
Cuando le agarren el gusto ya no lo podrán dejar.
Les dejo fotos de como se vende generalmente el nattō aquí, vienen en cajitas de tres y aunque los precios varían un poco, con 100 yenes ya se puede adquirir un paquete de tres. 





¡Anímense a probarlo!




No hay comentarios:

Publicar un comentario