miércoles, 27 de febrero de 2019

Roma, la película...





La película Roma está ambientada a principios de la década de los 70. Por ese entonces Luis Echeverría Álvarez era el presidente de este país. ¿Por qué menciono éste hecho? Los movimientos sociales de México siempre han estado marcados por la intervención de forma corrupta y agresiva de muchos de sus gobernantes. La película retoma éstos hechos de una forma un tanto escueta pero que me parece bastante interesante sobre todo por la situación que nuestro país atraviesa actualmente y para ser más precisa: La situaciones que se vivieron durante el sexenio pasado de desapariciones forzadas masivas. 


Roma, es una colonia de la ciudad de México que fue construida a principios del siglo XX. Y está ubicada en una zona muy cerca del centro de la ciudad. Durante la década del siglo XX esta colonia fue el asentamiento de la clase alta de la ciudad y se edificaron magnificas mansiones, algunas tipo palacios. Ahora muchas de esas mansiones ya no existen porque no cumplían con las normas de “modernidad” de sus nuevos moradores. Me parece también un hecho super relevante que el director haya elegido esta colonia para recrear la historia y mostrarnos ese lado humano que nos hace creer(o al menos yo quiero creer) que existen personas acomodadas que velan por la estabilidad de sus empleados, porque al fin de cuentas; todos, son parte de una familia. 


Muchos mexicanos comentaron que la película se les hizo eternamente aburrida y muchos la dejaron de ver a la mitad porque simplemente no les gustó. Difiero bastante de ellos, para nada es aburrida… Es una historia sumamente dramática y para lograr entenderla pienso que tienes que colocarte en el lugar de cada personaje y entender el momento que están viviendo para poder disfrutarla. . Cada minuto de la película me hacía emocionarme y esa emoción no se perdió durante el tiempo que duró. 
Entiendo que algo no guste, sería ilógico pensar que les guste a todos; porque cada uno es diferente con gustos propios; eso lo entiendo. Lo que está mal es que muchos comentarios de critica destructiva se basaron en el color de piel, tono de piel, rasgos y origen de la protagonista. Me parece algo denigrante y con tintes de racismo; por no decirlo tal cual: RACISMO y obviamente no me parece en absoluto que esté bien. Otros más también dijeron que ella no es una actriz. Pienso que una actriz no nace, se hace. Una actriz es aquella persona que te hace sentir y logra meterte de tal forma en la historia y en su personaje que puedes llegar a entender sus sentimientos y comprender el motivo de sus acciones. 


El personaje de Cleo confiado a Yalitza Aparicio me pareció impresionante de principio a fin. Quizás porque yo también tuve una nana me puse a pensar que la mayoría de las veces, pensamos que esas personas están a nuestro servicio y nos olvidamos que también son seres humanos con sentimientos y situaciones propias. Aplaudo profundamente el hecho que el director haya escrito el guion de la forma en que lo hizo, especialmente la escena donde Cleo le cuenta a Sofía que está de encargo (está embarazada). Esa escena fue una de las que más me gustó. No voy a hablar tanto de los comentarios negativos que se hicieron en contra de Yalitza Aparicio, me parecen denigrantes y mencionarlos es darle importancia a algo que no lo tiene. Sólo escribiré estos dos puntos; una para las personas “acomodadas” aquí entran las personas del medio artístico y otra para las personas comunes como yo. A las personas “acomodadas”: Existen dos clases de personas “acomodadas”. Las hay aquellas que gracias al bienestar que les da el tener dinero pueden sacar lo mejor de su persona y de su carácter, y están aquellas que hacen todo lo contrario. Recordemos y nunca olvidemos que el dinero pasa y se acaba, no es el dinero lo que nos hace mejores o peores personas, es la naturaleza de nuestra personalidad lo que cambia la calidad de nuestra vida. A las personas comunes como yo: Hay un tipo de belleza que no se compra con dinero, ni se obtiene criticando y hablando mal de los demás. Esa belleza nace del alma, de nuestros principios, de nuestros valores. Cuando hablamos mal del otro, realmente estamos hablando mal de nosotros mismos. Aprendamos a celebrar los triunfos de otros… Aprendamos a vivir en armonía. 

A Marina de Tavira se le confió el personaje de Sofía y quiero mencionarlo porque es una de las cosas más dignas que he visto en la carrera artística de una actriz. Su personaje me recuerda a ese primer tipo de personas acomodadas; esas que pueden sacar lo mejor de su persona y de su carácter. Su actuación me parece tan magistral, tan bien llevada, pienso que en ningún punto se olvida de quién es verdaderamente ella y creo que esa fue su mayor fuerza durante toda la película para sacar adelante a su familia y obviamente a su personaje. 


Roma, la película... Es una historia real. Me pregunto: ¿Es la realidad lo que molesta tanto? Quizás sea eso...Roma es la película que nos muestra de forma clara el lado más humano y también el más despiadado de cada uno de los seres que habitamos este planeta. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nombre:
Correo Electrónico:
Comentario: