Quinta Montes Molina.



La Quinta Montes Molina es una clara representación de la época del porfiriato y del gran progreso henequenero en Yucatán. No por nada el henequén fue llamado el "oro verde de Yucatán" en todo el mundo.
Muchas personas que tenían haciendas y grandes comercios se hicieron de grandes fortunas y construyeron en Mérida palacios y mansiones hermosas al estilo europeo de aquellos años. Paseo Montejo es una avenida que logra capturar el esplendor de esa época.
El primer dueño de esta Quinta fue don Aurelio Portuondo y Barceló. Él era originario de La Habana, Cuba. Se casó con doña Josefa de Regil Casares y tiempo después pidió a los ingenieros que diseñaron el famoso teatro Peón Contreras que le ayudarán a diseñar su casa; es decir, ésta Quinta.
Por la situación que pasó México debido a la Revolución don Aurelio decide regresar a Cuba con toda su familia y entonces le vende la Quinta a otro hombre de negocios, don Avelino Montes Linaje, originario de Santander, España. Por ese tiempo trabajó con don Olegario Molina Solís, que en ese entonces era el gobernador de Yucatán. Don Avelino conoció a la hija de don Olegario Molina: María Molina Figueroa y se casó con ella para después procrear siete hijos. En 1956 muere don Avelino y hereda la Quinta su hija Josefina, hasta hoy es ella quien mantiene la casa intacta y sus recuerdos tal como a su padre le gustaba. 

¡Visitar esta Quinta es un verdadero deleite, es preciosa por donde la veas! En las fotos he tratado de capturar esos detalles que me parecieron únicos y tan especiales y que imagino están llenos de recuerdos preciosos.








































































Comentarios

Entradas populares de este blog

Cenote Chucumaltik y San Francisco Uninajab.

Zona Arqueológica: Tenam-Puente.

La Botica del té.