9 Cosas que he descubierto que me hacen feliz estos días...




1.- Confianza en Dios.

La foto es del mes de Diciembre. Estaba en Cancún en playa delfines. Recién empezábamos a escuchar las noticias de China. Esa tarde escribí eso en la arena de esa playa y me dije: ¡Feliz 2020!
Creer es confiar. Confiar que pase lo que pase todo saldrá bien porque hay un plan maestro y tu y yo estamos incluidos en ese plan. Estos días de tanta incertidumbre me gusta despertarme con la idea de que aunque no entiendo las cosas que suceden hay algo más para mí y para todos. Cada mañana  y cada noche elevo mis pensamientos a Dios y hablo con Él. Sí, con Él; parece loco pero cuando le cuento cómo me siento y las cosas que me suceden a cada instante mi mente se calma y encuentra la paz. Aunque no tengo una religión en particular creo profundamente que no fuimos dejados al azar en este mundo, nuestra vida tiene un propósito y es nuestro deber descubrir para qué estamos aquí. Hablar con Dios es conversar como con un amigo, un amigo que te entiende y se preocupa por ti.






2.- Alimentación. 

Antes de todo esto solía correr cada mañana para preparar mis alimentos a lo largo del día. Estos días aprovecho para preparar mis alimentos de forma más consciente, equilibrada y saludable. Estoy dejando las harinas refinadas, los azucares y las grasas malas.  Incluso he horneado algunos brownies y panquecitos, ¡me siento genial con eso! Ya lo dijo Francis Bacon: Un cuerpo sano es un huésped. Un cuerpo enfermo es un carcelero. ¡Así que quiero ser un hermoso y maravilloso huésped!
La foto es de un plato de uno de mis restaurantes favoritos en Mérida. Era un bowl con arroz basmati, tofu, lechugas, apio, chile morrón, aguacate y vinagreta de tamarindo. 








3.- Aire.

El lugar donde vivo es pequeño. No tenemos una super calidad de aire pero es bastante bueno. Y bueno con todo esto los niveles de contaminación han bajado en todo el mundo, así que no tenemos excusas. Estos días realizo ejercicios de respiración. Respirar profundamente con el tronco erguido por unos diez minutos es una de las cosas maravillosas que descubrí estos días. ¡Se siente tan genial empezar el día haciendo ejercicios de respiración!






4.- Agua.

Éste hábito no me ha costado tanto porque una de las cosas que mas disfruto es beber agua. Dependiendo de nuestra complexión es la cantidad de agua que debemos beber. Evito tomar agua fría; prefiero el agua templada y en las mañanas o tardes me gusta beber té de frutas, hierbas o flores. Hace tiempo leí que el agua fría paraliza nuestro estomago y por eso el proceso de digestión no se lleva a cabo de la manera adecuada; esa es la razón por lo que la evito.
El té es uno de mis favoritos: Bugambilia con miel. 








5.- Sol.

Ahora leo mucho acerca de la Vitamina D3. Sabía que existía, qué era buena pero nunca la aprecie como debía. ¡Es maravilloso como la luz del sol produce en la piel la vitamina D! La radiación ultravioleta de la luz solar actúa en nuestro organismo como desinfectante y es capaz de destruir numerosos gérmenes patógenos. ¡Es increíble cómo nuestro cuerpo pueda matabolizar esa luz del sol, almacenarla en nuestro hígado y convertirla en maravillosa Vitamina D3. No todos los días están soleados en mi región, pero los días en que el sol sale, los aprovecho al máximo. Trato de exponerme de 10 a 20 minutos cada día, pero hay días en que me expongo desde mucho antes y llega hasta casi una hora. Para asegurarme de la hora exacta en que puedo exponerme al sol y recibir mayores beneficios he descargado la App  - dminder -.
La foto es de un amanecer precioso en Bacalar. Y allí estaba recibiendo los rayos del sol...








6.- Ejercicio físico.

¡Estamos diseñados para estar en movimiento! Cuando no hacemos ejercicio regularmente nuestros músculos del cuerpo se atrofian y pueden llegar a perder movilidad en mayor o menor grado. Cada día intento hacer ejercicio de pesas, planchas y sentadillas y por lo menos un día a la semana me gusta salir a caminar en las montañas. ¡Sí, en las montañas! Donde no hay nadie y sólo escucho el canto de los pájaros y el sonido del agua cuando choca con las piedras en los riachuelos. ¡Es tan relajante!








7.- Descanso.

Siempre he dicho que uno de los tres placeres de la vida es dormir. ¿¡Quién no ama dormir y verdaderamente descansar!?
He hecho un hábito irme a la cama antes de las 10:30 y despertar entre 6 y 7 de la mañana. ¡Las ojeras que había acumulado por tantos meses ahora se han ido!





8.- Abstinencia de tóxicos.
Va muy a la par de una alimentación saludable. A excepción de las harinas lo demás como café, alcohol, drogas y pensamientos negativos los evito y me abstengo. ¡Creo que parte de la felicidad en la vida es abstenerse de todo aquello que dañe nuestra salud! ¿Y las harinas? ¡claro que voy a dejarlas!









9. Buena disposición mental.
Recuerdo que solía pasar por esta tienda sólo para ver y fotografiar lo que habían puesto en  esa pizarra. ¡Era un placer tan sencillo pero tan significativo para mí! ¡Cuanta razón tiene Banana Yoshimoto al decir que debemos acumular muchos recuerdos porque un día por más que nos esforcemos en ir a determinado lugar, ya no podremos! Como dije en el post anterior es ahora cuando en verdad me alegro de acumular recuerdos. Recordar es volver a vivir esos momentos. Aunque parece que estamos limitados y tenemos muchas restricciones, podemos ser libres en nuestra mente. Nuestra mente es algo que no se puede atar o encerrar a menos que lo decidamos. De allí la importancia de cuidar lo que dejamos entrar a nuestra vida; llámese pensamientos, actitudes, personas, palabras, etc. Todo lo que vemos, todo lo que escuchamos, de quién hablamos, con quién nos relacionamos; todo, al final cuenta y mucho. De esas cosas, de esas personas, de nuestra actitud ante la vida dependerán la calidad de nuestros pensamientos.
Es en las crisis que nos mostramos cómo de verdad somos y es en las crisis en que nos damos cuenta quién es quién. Mi anhelo estos días y mi lucha también es dejar entrar solo aquello y aquéllos que enriquecerán mi vida y me mostraran una mejor forma de vivir pese a todas las circunstancias.



  

¿Qué te parece? ¡Cuéntame que estás haciendo tú para encontrar felicidad en tiempos como estos!





Comentarios

Entradas populares de este blog

Cenote Chucumaltik y San Francisco Uninajab.

Zona Arqueológica: Tenam-Puente.

La Botica del té.